Kicillof evitó el default pero siguen las complicaciones

Kicillof evitó el default pero siguen las complicaciones

El gobernador Axel Kicillof no encontró respaldo en los tenedores de bonos de la deuda bonaerense, y optó por cumplir con las obligaciones con recursos propios. La jugada es osada, y el costo de la determinación puede resentir a la Gobernación en un frente que se abrirá pronto, en las tirantes negociaciones por atender la ‘deuda interna’. La plata para honrar la deuda sale del mismo fondo con el que la Provincia debe hacer frente a sus salarios.

En la situación actual, el escenario se presenta más complicado aún: con sueldos resentidos por la administración macrista –perdieron contra la inflación 3 de los 4 años de la gestión de Cambiemos- y echando mano a los escasos recursos de las arcas bonaerense para atender el frente externo, el margen de negociación se anticipa estrecho. Sobre todo porque, además, el colchón que suele garantizar al gobernador de turno una negociación sin sobresalto, el ‘respaldo’ de la Nación, tiene también sus propias limitaciones y el presidente Alberto Fernández ya lo dejó en claro en la previa de la discusión por el vencimiento de la deuda bonaerense: no habrá ‘salvataje’ para la Provincia.

La decisión del Gobierno de evitar el default con recursos propios, deja a la administración Kicillof con poco margen en el arranque de las paritarias, y lo enfrenta al primer gran compromiso de campaña que deberá honrar la flamante gestión, recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores, con una caja flaca por naturaleza –fruto de la composición del sistema de recaudación vigente, y de la discriminación fiscal histórica hacia la Provincia- que, además, usará parte de esos (pocos) recursos para atender el frente externo.

 

Fuente:infocielo