Conciliación en conflicto en puertos que trababa exportaciones

Conciliación en conflicto en puertos que trababa exportaciones

El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria por 15 días en el conflicto con el gremio de los trabajadores aceiteros, que convocó a un paro y al bloqueo de puertos cerealeros para protestar por los descuentos aplicados por el Impuesto a las Ganancias.

La medida de fuerza había sido convocada por el Sindicado de Obreros y Empleados Aceiteros (SOEA) para reclamar por supuestos errores en la liquidación de Ganancias de los trabajadores del sector.

Sin embargo, las empresas del rubro rechazaron las quejas de los trabajadores y aseguraron que los sueldos fueron liquidados conforme a la normativa legal respectiva.

La protesta se reflejó principalmente en las plantas industriales de Bunge de Puerto General San Martín y San Jerónimo Sud, Cargill Quebracho y Terminal 6, y estaba prevista la extensión a otras terminales del norte del Gran Rosario, el mayor polo exportador de la Argentina.

Sin embargo, la intervención de la cartera laboral evitó una profundización de la medida de fuerza y la extensión a otros puertos, aunque las medidas afectaron el ingreso de camiones en la zona ubicada en el norte de Rosario.