Ron Wood recuperado

Ron Wood recuperado

Tras anunciar hace poco más de un mes que había superado un cáncer durante la pandemia de coronavirus, el Rolling Stone Ron Wood subió nuevas fotos a sus redes sociales en las que se lo ve de excelente humor y recuperado de la enfermedad. Celebrando el cumpleaños de su amigo Paul Weller, otro ícono del rock británico, el guitarrista no hizo mención a su afección pero posó con una sonrisa de oreja a oreja y su nuevo look.

El posteo generó una ola de reacciones positivas de parte de los fanáticos. “Te ves increíble, Ronnie”, le escribió uno; “Espero que ya te sientas mejor”, comentó otro. “Te amamos”, fue la respuesta más leída.

Tras pasar el confinamiento en Inglaterra, el músico dio una larga entrevista al diario The Sun donde reveló que durante la cuarentena había afrontado una nueva batalla contra la enfermedad, tras haber sido operado hace cuatro años de un cáncer de pulmón. “Ahora tuve cáncer de dos formas diferentes: Uno de pulmón en 2017 y en el último tiempo, unas células pequeñas contra las que luché durante el aislamiento”.

“Este tipo de cáncer suele surgir en el pulmón, pero puede afectar áreas como la próstata, el páncreas, la vejiga o los ganglios linfáticos”, agregó Ron. “Se llama así porque las células cancerosas aparecen con un tamaño y forma diferentes bajo un microscopio; Salí con todo despejado”.

Durante el proceso, Wood se apoyó en la pintura, en su familia y en la fe: “Eso te trae de vuelta a la Oración de la Serenidad (de Alcohólicos Anónimos): ‘Concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar’. Eso es increíble. Lo que será, será, no tiene nada que ver conmigo. Todo lo que puedo hacer es mantener una actitud positiva, ser fuerte y luchar, y el resto depende de mi poder superior”.

En 2017, el músico tuvo un cáncer de pulmón que descubrió durante un control de rutina y se sometió a una cirugía de cinco horas para extirparlo. Rechazó la quimioterapia: “No iba a perder el cabello. Este cabello no iba a ninguna parte“, contó luego de la operación. “Dije, ‘De ninguna manera’. Y mantuve la fe de que todo iría bien. Tuve mucha suerte, pero siempre tuve un ángel de la guarda muy fuerte cuidándome”.